El cultivo

PODA DE INVIERNO

La mayoría del viñedo se encuentra en espaldera, siguiendo la llamada poda de “Doble Cordón Real”. En este sistema se aplica una carga de 12 yemas que parten de 6 pulgares. La elección de esta técnica permite la perfecta aireación de los racimos y evita el riesgo de heladas. La poda se realiza durante los meses de Invierno (noviembre y diciembre) durante la parada vegetativa. Se cortan parte de los sarmientos (prepoda) y se eligen los portadores de yemas.

PODA EN VERDE

La poda en verde tiene lugar en Primavera, normalmente en las parcelas de secano de cepas viejas. Para ello se realizan despuntes y se eliminan pequeños sarmientos innecesarios, incrementándose así el cuajado de los frutos y a veces el número de bayas por racimo. Se procede a un aclareo o deshojado leve, con un cuidado máximo para evitar la quemadura de la piel en las uvas. Los veranos suelen contar con máximas que pasan de los 40ºC, en los que la uva demasiado expuesta puede verse seriamente perjudicada.

VENDIMIA EN VERDE

Con objeto de eliminar carga excesiva en la cepa, durante la segunda mitad de julio se cortan los racimos con un cuajado desigual o con menos vigor, para seguir fortaleciendo aquellos que reciben savia y nutrientes más directos.

VENDIMIA

Dependiendo de los años y su climatología, la época de vendimia se sitúa entre el 15 de Agosto y el 15 de Octubre.

Las variedades que más pronto maduran son el Chardonnay y el Merlot. A continuación siguen las demás. En la fase anterior a la recolecta se hacen controles diarios de grado probable (azúcar) y acidez de las uvas, para establecer el momento óptimo de recogida y señalizar las zonas por las que comenzar a vendimiar en progresión.

Debido a la orografía del terreno se produce una velocidad de maduración que varía en función de la orientación, del suelo y de las características propias de cada variedad. Adaptamos la recolección a dicho ritmo de maduración, estableciendo una curva de madurez que nos indica las parcelas por las que comenzar y cuál debe ser el orden de recogida de la uva.

RECOLECCIÓN

Tras realizar la zonificación anual en determinadas parcelas, la recolección se realiza manualmente en cajas de 20 Kg.

CRIANZA

La Nave de Crianza, semienterrada, cuenta con 500 barricas bordelesas de 225 l (50% de roble francés y 50% roble americano), en condiciones de temperatura y humedad perfectamente adecuadas para la crianza de vinos.

La crianza de los vinos en botella se realiza en una Cueva Natural excavada a mano, de forma artesanal, a 10 metros de profundidad.

Está cueva se encuentra durante todo el año a una temperatura natural constante de 13ºC y una humedad del 70%.