El entorno de la finca

Finca Marisánchez está situada en el pequeño valle que conforma el río Jabalón, afluente del Guadiana. La altitud media de la finca es de 700 metros sobre el nivel del mar.

Los Campos de Montiel, desde la Sierra Morena hasta la Sierra de Alcaraz, tierra dura, llana, noble, como el caracter de sus gentes. Tierra de blancos inviernos y veranos sofocantes, de vientos racheados, de lluvias torrenciales y sequias pertinaces. Allí habita el conejo, la liebre, la torcaz el zorzal. Todos encuentran su alimento entre los campos de cereal y de olivo, al pié de las encinas y los chaparros y junto a los romeros , tomillos y retamas, se cobijan y pretegen.

Junto a ellos, camina elegante y siempre presumida la reina del lugar, la perdiz roja. Todos se detienen a beber en los ríos que atraviesan estas tierras , entre los que destaca el Jabalón , afluente del Guadiana y origen del Embalse de la Cabezuela, que cada año nos trae  poblaciones de ánades reales, garzas y cigüeñas, quizás huyendo del barullo de las cercanas Lagunas de Ruidera o las Tablas de Daimiel. Los afortunados que cada día disfrutan de todo lo que la naturaleza ofrece en estas tierras son las gentes de los pueblos mas cercanos, Cozar, San Carlos del Valle, Montiel, Torrenueva, Villanueva de los Infantes, Alcubillas, Valdepeñas. Y es que esta comarca ciudarrealeña atrapa con su extraño influjo. La crudeza manchega. La belleza manchega