Historia de la empresa

La historia de estas tierras empieza en tiempos de la Reconquista, siendo por entonces frontera natural entre los Reinos Cristianos y los Musulmanes.

En los inicios del siglo XIV la comarca pasó a ser administrada por la Encomienda de Montiel, la mas grande e importante asociación en la Moraleja que después pasó a llamarse Villanueva de los Infantes. Fue el pequeño e histórico pueblo de Montiel, sin embargo, el que dio nombre a la comarca. En Montiel tuvo lugar, además, la batalla en la que murió Pedro I “El Cruel” a manos de su hermano Enrique de Trastámara, futuro rey Enrique II de Castilla, en el año 1369.

Nombres de abolengo -como los Marqueses de Melgarejo, nobles ilustres de antaño- se han relacionado con la historia de la Finca, ya que la misma perteneció a una de las ramas de la familia hasta principios de los años 80.

Los que también recorrieron estas tierras fueron los dos grandes genios del Siglo de Oro español y de las letras universales: Francisco de Quevedo y Miguel de Cervantes. Quevedo habitó a escasos kilómetros de Marisánchez tras ser desterrado de la Corte a su Señorío en el pueblo de la Torre de Juan Abad en el año 1621 donde, actualmente, se puede visitar su casa museo.

Tierras cargadas de historia. Encrucijada de caminos y posada de caminantes, el cortijo Marisánchez, en cuyo centro se levanta Bodegas Real, fue en el siglo XVII una venta más del Camino Real que unía el levante peninsular con Andalucía y aún hoy recuerda en muchas ocasiones a aquélla época de nuestra historia.

En 1984 la propiedad es adquirida por la familia Barroso, apasionada por el mundo de la viticultura. Tras un cuidadoso análisis del entorno y de las características del terreno, se comenzó un ambicioso y moderno plan de cultivo de la vid. Para ello se plantaron nuevas extensiones seleccionadas especialmente para este proyecto.

Con objeto de completar todo el ciclo del programa, en el año 1989 se culminan las instalaciones de la bodega. Se aplica ya entonces la tecnología más moderna en vinificación, siendo así pioneros en la zona. En 1990 se elabora la primera cosecha.